Nunca las palabras son suficientes

 

Tata-Martino-El-Barca-debe-ser_54386700863_53699622600_601_341

 

 “Sé entender lo que leo y lo que escucho”

Contestaba el entrenador del FC Barcelona  en rueda de prensa a propósito de la crisis de juego del equipo.

Con esta frase, Tata Martino transmitía que había entendido la pregunta. Pero si examinamos su tono, sus gestos, extraeríamos mucha más información de la que aparentemente se desprende de esa inocente frase.

Podríamos adivinar que entendía la situación e incluso conocía el contexto  en la que estaba realizada y aún más, que está en desacuerdo con la afirmación velada que había en la pregunta.

Una única frase y una gran cantidad de información, de emoción que ahondan en su significado y nos muestran que la comunicación es una compleja red de significantes al servicio de un mensaje o idea. Porque todo, todo, comunica. Desde tu ropa, un simple gesto o simplemente cuando callamos.

Que tenga grado de ciencia no significa que no sepamos de que estamos hablando, ni mucho menos. Todos descodificamos una gran parte de la información de forma inconsciente.

Lo que si podemos hacer es llevarlo de un nivel inconsciente a una consciencia activa. Porque no nos olvidemos, comunicamos lo que sentimos. Y muchas veces nuestro discurso va desligado de lo que realmente sentimos.

¿Qué opina tu cuerpo sobre tu discurso? 

La coherencia y claridad en tu discurso transciende mucho más que la comprensión de un mensaje, te definirán como persona y tu crecimiento profesional.

No solo porque te permitirá expresarte de forma clara  y según tus intereses, sino que te permitirá conocerte y conocer  mucho mejor las realidad en la que vives.

Como era de esperar al estudio de todas estas pautas de comportamiento se han vestido de ciencia con declinaciones como PNL, (programación neurolinguistica) LNV (lenguaje no verbal).

La comunicación, en su primer acto persigue la transmisión de un mensaje y la comprensión por parte del receptor. Pero hagámosnos una pregunta. ¿La comunicación busca solo transmitir un mensaje?. La comunicación entre personas no solo busca transmitir, persigue transcender. Y transcender, influir quizás es el acto más importante con el que nos enfrentamos.

En cargos directivos es más importante saber comunicar que los conocimiento que atesoramos. En la evolución de la carrera profesional de un directivo, a mayor cargo necesitamos mayor talento para comunicar, porque indefectiblemente  comportará la gestión de personas.

En la comunicación intervienen habilidades clave como la empatía, escucha activa, persuasión, liderazgo etc. condiciones imprescindibles no solo para liderar equipos humanos .

Algunos me diréis que el conocimiento sigue siendo lo más importante. Y seguramente tendréis razón, ya que es lo que os ha llevado a donde estáis. Sin ese título universitario, sin esa experiencia adquirida a lo largo de los años no podríais desarrollar vuestro trabajo. Pero muy probablemente el conocimiento no será el factor clave que os haga progresar en una organización.

A igualdad de títulos, o de experiencia, ¿qué te hará progresar?. ¿Qué conocimiento actual no está a la distancia sideral de un click en google?.

En los siguientes pots, tratáremos aspectos que surgieron en la formación con el objetivo de que empleéis los conocimientos para facilitar

El cambio de actitud en los demás, prever en los demás lo que sucede antes de que surja la palabra, gestionar las personas de forma más eficiente, aumentar el poder de persuasión en cualquier situación, vencer bloqueos en las reuniones, obtener una coherencia entre la palabra y el cuerpo.

Si llegáis a la misma conclusión que yo he llegado sabremos que la próxima estación para el desarrollo de nuestra vida es la comunicación.

Under pressure

aspirina1

¿Qué pasaría si cada vez que fuéramos al médico nos recetara la misma aspirina?

Que tengo dolor de cabeza, Aspirina

Que tengo un esguince, Aspirina

Que tengo un fallo renal, Aspirina

Y así hasta cubrir todas las enfermedades.

En el managment muchas veces actuamos del mimo modo. Si cambiamos el principio activo de la aspirina y le llamamos presión vendría a ser lo mismo.

Ante cualquier situación aplicamos presión cuando en muchas ocasiones la presión no es la solución a dicho problema.

Si ser médico fuera sólo recetar una Aspirina cualquiera podría serlo, si ser jefe fuera sólo aplicar presión cualquiera podría serlo.

Esta forma de actuar demuestra falta de recursos para dirigir equipos de personas, y nos hace manifiestamente incompetentes.

Si la Presión fuera un fármaco en un hipotético prospecto estaría indicado en caso de hemorragia o de falta de interés, baja actividad, o relajamiento.

Hagamos un buen diagnóstico de la situación y actuemos en consecuencia con las herremientas/medicinas adecuadas.

A la falta de organización, de recursos, timings arriesgados existen otro tipo de soluciones mucho más eficientes que la Presión.

*Este es parte del contenido de la formación para directivos en el PDD

Sergi Manaut